Avisar de contenido inadecuado

Aprender, contínuamente

{
}

Esa ha sido siempre una de mis mayores motivaciones. Iba a decir que en el plano profesional, pero en realidad lo es también en el plano personal -al fin y al cabo siempre me ha gustado rodearme de personas de las que pueda aprender, a querer, a conocerme mejor, a enfrentar los problemas, a dialogar...-.

En lo profesional, hago memoria echando la mirada atrás y trato de recordar los motivos por los que acepté, rechazé o dejé algunos trabajos... y sí, ese fué el denominador común. Quizás también fué el motivo por el que en sólo 3 años estuve trabajando en 5 lugares diferentes: Técnico multimedia en La Capsa, diseñador en Keropa, Formador en El Centro Cívico Ribera Baixa, desarrollador web en Anilina... Siempre, llegados a un punto, sentía una imperiosa necesidad de "seguir creciendo", de llenar un vacío.Y debo decir que siempre disfruté enormemente esos procesos de adaptación y de cambio, como una manera de poner a prueba la experiencia y los conocimientos adquiridos.

Quizás eso mismo también explique porqué ahora llevo casi 4 años trabajando en la misma empresa, precísamente porque han sido 4 años en que he estado -y estoy- aprendiendo, contínuamente, ampliando conocimientos no sólo en las áreas técnicas en las que me había especializado, si no también empapándome de muchas otras disciplinas que giran entorno a mi trabajo, la usabilidad, el análisis y la gestión de proyectos, comunicación, márketing, finanzas, ambiente laboral... Me apasiona el sólo hecho de saber tódo lo que me queda por aprender.

Y de nuevo el mismo motivo es el que me empuja con fuerza a emplear cada vez más esfuerzo y dedicación a uno de mis principales proyectos personales: OboLog y nexoBlogs. Y es que no sabría cuantificar cuánto han aportado a mi perfil actual los más de 3 años que llevo dedicando al desarrollo de este emprendimiento. Me atrevería a aventurar que ha influido casi al mismo nivel que el resto de mi experiencia laboral. Y es que OboLog me ha permitido ponerme a prueba sin limitaciones, cometer errores -bastantes- de los que he tratado de sacar algo positivo, conocer sus consecuencias y asumirlas y dar la cara cuando ha sido necesario... Y también disfrutar de la satisfacción de los éxitos, de saborear los buenos momentos que acompañan a los aciertos. También he podido conocer mejor mis límites y entender que uno sólo no puede llegar a todo, que hay que saber cuándo pedir ayuda e implicar a otras personas.

 -

Y aunque también es posible vivir algunas de estas experiencias trabajando para otros, experimentarlas cuando emprendes algo por tu cuenta es algo extraordinario, o al menos así lo siento.

Y todo esto me ha venido a la cabeza tras terminar de leer el primer capítulo de "El libro negro del emprendedor", de Fernando Trías de Bes. El autor invita a reflexionar sobre los motivos que nos mueven a emprender un proyecto y contrastar nuestra principal motivación con los Factores Clave del Fracaso (FCF) que enumera. Por suerte "aprender" no aparece como uno de ellos, así que hemos ganado el primer asalto. A por el segundo capítulo. Ya os contaré qué tal el libro cuando termine con él.

{
}
{
}

Comentarios Aprender, contínuamente

Te falto enumerar un trabajo..... vale, que fué poco tiempo y nos dedicábamos a matar tiempo y a arreglar alguna impresora de vez en cuando :).
aisshh cuanto tiempo ha pasado y que de cosas hemos vivido... cuando lo pienso se me salta la lagrimilla... ultimamente estoy sentimental.
Personalmente me emociona mucho ver hasta donde has llegado, y el potencial que has adquirido que te llevará mucho más lejos... en todos los aspectos. felicitats.
Disclaimer: No es peloteo, a estas alturas ya no me apetece hacer la pelota por que si.
Ruben Ruben 07/11/2008 a las 20:17
Jajaja, es verdad, ¿cómo puedo haberlo omitido?.  Lo que ha dado de sí ese mes y medio que estuvimos trabajando en Iber-Swiss juntos, verdad? Compañeros de curro, amigos, compañeros de escenario, una maqueta, proyectos compartidos...
La admiración es mútua. Un abrazo  de los fuertes. A ver si te dejas caer más a menudo por Barna (¡y nos avisas!). Por cierto, lo del EBE... qué?
Hola niñooooo!!!!!!! Que me alegra un montón leerte, que sigas bien, que te superes día a día y que quieras "más", más de lo que te da la vida para ser mejor en lo que te gusta.
Me encanta que sigas aqui, que aunque cambie la red o se apunten miles de personas a hacerse su blog en Obolog (que por cierto es un triunfo), aún pueda encontrarte en el mismo lugar de siempre.
Xcierto, que me gustaría saber si Andra sigue escribiendo (o Cumbre o como se llame ahora) porque con tanta gente no he sido capaz de encontrarla.
Muchos besos chico. Me alegro de verte ;D
Vaya! al final tendremos que ir al EBE, que somos finalistas de los premios bitacoras.com. Todavía no me lo puedo creer. A sacar el billete de avión ahora mismo :).
Ruben Ruben 10/11/2008 a las 14:24
¡Ahi estamos, muchas felicidades nano! ;-) Nos vemos en Sevilla entonces, no?
@Efímera: ¡dichosos los ojos! :) Me alegro de verte por aquí. Sí, cumbre sigue escribiendo en su blog: http://cumbre.obolog.com
A ver si te dejas ver más a menudo. ;-) Un abrazo.
¿Me llamaba alguien? :o)
Efi!! Pues claro que sigo por aquí, chata. Ja ja ja ja. ¡Cómo iba a dejar de escribir! Ahora en época de sequía por motivos estudiantiles (para variar) pero sigo subidita en este barco.
Un beso, Albert. Enhorabuena por tus éxitos. Tu motivación te ha llevado bien lejos.

Hola Albert, muchos días sin saludar por aquí.
Me alegra leerte tan cercano y abierto, sigue adelante, todos estámos aprendiendo y mejor en buena compañia.
Y espero que me sigas ayudando cn mis problemillas por obolog. Un abrazo ( lerna)
Bon dia Albert.
Tengo problemillas. No actualiza obolog, además de no poder colgar fotos,,,parece que se hace un poco dificil organizar las entradas.
Crees que se puede solucionar?
Me ayudas?? agradecimientos. feliz dia.

Deja tu comentario Aprender, contínuamente

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre