Avisar de contenido inadecuado

Amigos, Vacaciones en obokaman.com

Expand

Córcega: Isla de tortuosas carreteras

Para las vacaciones de este año decidimos organizarnos para coincidir e ir de viaje con un grupo de amigos. Sin más premisas que divertirnos y descansar, estuvimos barajando diferentes posibilidades: viaje en furgoneta por la Costa Azul francesa, ruta folclórico-fiestera por la Castilla profunda, varios paquetes turísticos pre-cocinados... pero finalmente la isla de Córcega se llevó la papeleta.

Alquilamos a través de internet una casita en Alata, una población cercana a la costa sur de la isla y a 8 Km. de una de las ciudades portuarias más importantes, Ajaccio. Puesto que la limitación económica era un punto común a todos nosotros, descartamos de inicio hacer el viaje hasta allí en avión, así que el Ferry fué la alternativa más factible.

Debido a las limitaciones _que desconocíamos_ de la mayoría de las empresas de alquiler de coches tuvimos que coger dos coches diferentes, uno para el trayecto Barcelona-Marsella, y otro para movernos por Córcega. Al parecer, no permiten que los coches de alquiler se muevan entre islas y territorio continental. Por suerte, gracias a que los precios de los parking públicos en Marsella eran bastante más asequibles que en Barcelona, y también a la picaresca que nos caracteriza, el aparcamiento de nuestro vehículo "continental" en el puerto de Marsella durante los días que estuvimos en la isla de Córcega salió "baratito". Una vez en la isla, nos movimos con una fantástica Renault Espace de 7 plazas que dió mucho de sí.